ConsultorÍas de OrientaciÓn Familiar

Brindamos atención psicológica y social a niños, adolescentes y adultos, según las distintas modalidades requeridas (individual, de pareja y familiar).  
En 1998, abrimos la primera consultoría de Orientación Familiar en la Parroquia “María, Madre de la Iglesia” – Barrio de Flores – Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a la cual se fueron sumando profesionales para la atención que iba creciendo. Se acompaño luego el proceso de autonomía de la misma, dejando la supervisión del proyecto en diciembre del año 2005.

En marzo de 2003, abrimos una consultoría familiar en la Comunidad "Jesús, El Señor", donde funciona el Colegio "El Buen Pastor", en el barrio de Caballito, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En abril del mismo año, comenzamos a colaborar en la apertura y supervisión de una consultoría familiar, en el Centro Interparroquial "Ntra. Sra. de Lujan", también localizada en el barrio de Caballito, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.  En Abril del 2004 se finalizó el proceso de orientación de dicho Programa.

A la fecha se continua centrando la orientación y derivación en la sede de la Asociación en forma semanal.


 

Psicoprofilaxis quirúrgica

 
 

La enfermedad, la cirugía y la anestesia general determinan un estrés emocional que obliga a cada paciente a un proceso de adaptación psicológica.

La Psicoprofilaxis quirúrgica es una tarea preventiva, focalizada en la situación quirúrgica. Evita que la enfermedad y la cirugía se transformen en una situación traumática para el paciente. Ayuda notablemente a resolver los miedos, dudas, ansiedades y angustias, que impiden una evolución favorable de la enfermedad y la cirugía. Esta tarea comienza aproximadamente un mes antes de realizar la intervención  y continúa luego de la cirugía hasta que el paciente obtenga el alta médica. Se divide, así, en dos etapas denominadas prequirúrgica y posquirúrgica, cada una de las cuales posee objetivos específicos.

Es importante destacar que esta tarea es una tarea en la cual los profesionales médicos están en constante comunicación con el psicólogo, con lo cual, se facilita la circulación de información necesaria para generar las mejores condiciones para el paciente.

 

 

¿Para qué sirve? Sirve para...

- Mejorar los vínculos y la comunicación médico- cirujano- paciente.

- Sostener al paciente y a su familia en un momento de crisis.

-Promover en el paciente recursos que le permitan afrontar la cirugía y facilitar la recuperación.

-Elaborar el acto quirúrgico evitando complicaciones posteriores.

-Mejorar notablemente la instancia peri-post-quirúrgica, por el adecuado manejo del estrés (temores, angustias, ansiedades, fantasías) que conlleva entre otras cosas:

- Reducción en el uso de analgésicos post-operatorios.

- Rapidez en la cicatrización, con menor incidencia de infecciones post-operatorias.

- Disminución  de los días de internación.

Si tiene que operarse y tiene miedo puede consultarnos.

Es común que no sólo los niños sino también los adultos padezcan temores, dudas y  ansiedad al tener que someterse a una intervención quirúrgica.

Toda cirugía representa una crisis, tanto para el paciente como para su familia  que produce una gran movilización emocional, para la cual existe una contención adecuada.


Solicite una entrevista de orientación a (
CONTACTOS) o a los teléfonos: 49011453 o 15-4408-1582 (Lic. Carla Ponce de León).

Sede Caballito Guayaquil 755 - Sede Balvanera Jean Jaures 1183 - Filial Bariloche

NUESTRAS MANOS - ASOCIACIÓN CIVIL - Todos los derechos reservados