Explotación Sexual.
Evaluación y Tratamiento.
Autora: María Lourdes Molina
Las diversas formas de la violencia y particularmente, el abuso y la explotación de personas, constituyen graves violaciones a sus derechos y provocan daños múltiples y profundos a las víctimas.
La ayuda eficaz sólo es posible mediante una asistencia que se encuentre guiada por claros conceptos acerca de esta problemática y de las modalidades de intervención. Esto requiere de una tarea previa de revisión de nuestras creencias y representaciones en torno a los diversos aspectos relacionados.
La definición de acciones pertinentes y eficaces sólo es posible a partir de la comprensión cabal de las circunstancias y condiciones que hacen posible la explotación sexual de personas.
En el presente libro nos proponemos una mirada centrada en las intervenciones, orientadas a la prevención, el tratamiento y la reducción del daño de las víctimas y a la desarticulación de los circuitos que vulneran a las personas.
En la Primera Parte se detalla el contexto normativo nacional e internacional y se distinguen los conceptos relacionados a la forma de violencia que nos ocupa, deteniéndonos en la discusión en torno a las distintas miradas del concepto de prostitución (reglamentarista, prohibicionista y abolicionista).
A partir de estas precisiones, en la Segunda Parte, se detalla brevemente el escenario actual a nivel internacional, centrando la mirada en Latinoamérica y la República Argentina en particular, detallando luego los ámbitos en los que se presenta la explotación sexual. Ello permitirá identificar los factores subyacentes en esta problemática, los actores involucrados, los problemas asociados y generados por estos delitos, las causas, y con ello, las medidas consideradas para la prevención, las distintas alternativas de intervención y el tratamiento sobre los mismos (Tercera Parte). Sólo una estrecha articulación entre los actores facilita la visibilización, concientización y eliminación de la Explotación y la Trata con Fines Sexuales.
El daño profundo que generan las condiciones de explotación y/o trata en las víctimas restringe e imposibilita -en la mayoría de los casos- la búsqueda de ayuda y de denuncia de su situación. El escenario de vulneración e indefensión sólo puede ser comprendido y abordado a partir de la multidimensionalidad de las problemáticas que atraviesan y posibilitan la explotación y la trata de personas.
Sólo con responsabilidad y trabajo articulado de los distintos estamentos de la sociedad civil, organismos gubernamentales, no gubernamentales y los medios masivos de comunicación, se podrán implementar acciones decididas y eficaces, a la hora de develar, investigar y condenar estos delitos. Las sanciones penales, con retribuciones acordes al sufrimiento padecido por las víctimas, ayudaría a detener -en parte- la propagación de la explotación y trata de personas con fines sexuales y reducir los riesgos extremos a los que están expuestos millones de niños, niñas y adolescentes del mundo.
La tarea es compleja y de alto riesgo. Pone a prueba nuestro compromiso en el apoyo a las víctimas con una respuesta acorde a sus necesidades.
La lucha por cambios legislativos y por el cumplimiento de las leyes debe ir acompañada prioritariamente por una política social que garantice la creación de equipos de apoyo y tratamiento, acordes a las necesidades de las personas damnificadas por esta tragedia.
 
 

Guayaquil 755 PB Dpto. A - Código Postal 1424 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - (5411) 4901-1453

NUESTRAS MANOS - ASOCIACIÓN CIVIL - Todos los derechos reservados